domingo , abril 18 2021

Los Lunes y en Filarmónico, también resistiremos por amor a nuestra esencia.

En un horario extraño para el Rock, el Funk o el Rap (un lunes a la tarde), LosPetitFellas tocaban su tercera fecha consecutiva con la Filarmónica de Bogotá en el Auditorio León De Greiff de la Universidad, luego de haber pasado por el Parque Simón Bolívar y por el Coliseo Cayetano Cañizares, con un Show que, sólo puede ser calificado de positivo y cuyo único adjetivo válido cae en el terreno de las palabras soeces: el Show fue una gonorrea.

Desde las 4:40 pm el Auditorio se encontraba lleno, algo que es una costumbre saludable adoptada por Nico Fella y compañía, y a pesar de volverse costumbre sigue sorprendiendo: tocar en Bogotá siempre con aforo completo, y sin que la gente se canse de verlos. Eso, es algo que sólo es posible si se tiene un buen Show, con variantes, y los Fellas tienen eso.

Lo primero que hay que aplaudir, antes de hablar del show, es el coraje que tienen LosPetitFellas para asumir riesgos. No contentos con lo sucedido en el 1230 SiJazz, habiendo tocado con una Big Band de Jazz, el destino les ponen frente un papayazo épico, como es tocar en la celebración del cumpleaños de Bogotá junto a la Orquesta Filarmónica de Bogotá, y ellos lo asumen y lo aprovechan con toda la responsabilidad del caso. Y digo que lo primero que hay que aplaudirles es justamente asumir ese riesgo, porque tocar con una orquesta Filarmónica es un reto complejo; está lejos de ser una tarea fácil, y no muchas bandas lo hubiesen enfrentado, porque, ante lo complicado que puede ser enfrentar el reto de la Filarmónica, las posibilidades de fallar son altas. LosPetitFellas se la jugaron y salieron airosos. Una maradoniana épica.

Ahora, al momento de apagar las luces, les llegaba a los Fellas la hora de probar finura, porque una cosa es asumir el reto y otra, muy distinta, es superarlo. El Show arranca con Manual De Instrucciones Para Conducir De Noche, en un arreglo que, si bien no era muy distinto al original, se sentía de otra forma, y es que, hay algo en esa sección de cuerdas que hace que la canción se perciba más rabiosa que la versión del Historias Mínimas, un Historias Mínimas que se seguiría explorando a lo largo de la tarde-noche con Rock And Love, Brindo, Simpática Fiestay posteriormente con Hoy, que llegaría de la mano de XarXupleX, un tipo que llegó a exhibir su PhD en Aletosidad, para acabar de prender una fiesta que ya venía caliente.

Luego de la aparición de “La Cabeza Más brillante Del Rap Colombiano” (¿?), Vendría el momento de que la Filarmónica saltara al frente del espectáculo en El Diccionario, que hizo resonar el León De Greiffa la voz de “Tu Sigues Siendo Luz”, dejando uno de los momentos más bonitos e la noche, sólo superado por el mar de luces ondeantes que llegó más adelante en 11:50.

Hace rato, la audiencia había perdido la compostura. El teatro estaba repleto de gente de pie, y luego de, aún de pie, aplaudir a la Orquesta y al Director de la misma, llegaría Antes De Morir, en la que, simplemente no importó que Nico Fella tuviera el micrófono en sus manos, porque había 1.600 personas (director de la orquesta incluido) que iban a cantar más duro que el. La voz de Nicolái se vio pérdida en medio de un coro que confirmaba que LosPetitFellas son una de las bandas más queridas en la ciudad.

Para cerrar la noche, El Club De La Resistencia se hacía presente. Nicolái mandaba todo pa’l Carajo y se dedicaba a disfrutarlo. Corrió, saltó, se trepó en las barandas, gritó, cantó… fue uno más en la audiencia, porque es cierto que el tipo es fan de su gente antes que ser un rockstar, y eso es algo que se siente cuando los Fellas están en La Casa: no hay una puta gota de falsedad en esa banda. Y es, justamente eso, lo que los tiene hoy como una de las bandas más queridas del país, y es eso lo que los trae hace rato llenando teatros, con boleterías agotadas en cada sitio al que van, con gente que ya no los deja cantar sin cantar con ellos. Al León De Greiff llegó una banda que sueña y que no miente al respecto: la única pretensión que tienen es cambiar el mundo.

Hay cosas que hablar, más allá de lo positivo que fue la experiencia. Una, es que, a pesar de ser un Show de 9 canciones (11 si cuentas el Intro y el Outro), el Show se siente corto, y hay canciones que siento que también merecían ser exploradas este formato,  caso Astronauta, o Burlesque, o la misma Me Gustas, que creo que hicieron falta en el repertorio. Y sea como sea, me fui a mi casa Picado. Ojalá se repita está experiencia, tal vez en un evento más largo, pero sobretodo, ojalá LosPetitFellas no dejen de ser nunca esta banda que asume riesgos, que da siempre la cara y que es honesta en cada puta palabra y con cada puta nota, porque por eso, señores, es que los queremos.

¡Resistiremos Por Amor A Nuestra Esencia!

Comments