martes , septiembre 26 2017
Home / Noticias / Game of Thrones 7×06: Los momentos claves para el final de temporada (Cuidado: spoilers)

Game of Thrones 7×06: Los momentos claves para el final de temporada (Cuidado: spoilers)

No importa si viste el capítulo hace días (cuando fue filtrado por el propio HBO) o si lo viste ayer como un fan paciente y legal: sin lugar a dudas “Beyondthe Wall” ha sido uno de los capítulos más intensos de esta temporada.

A vísperas del final, el gran enfrentamiento de las poderosas casas de Westeros con el ejército de los muertos ya no da espera. Durante 71 minutos fuimos testigos de giros inesperados, decisiones difíciles y relaciones que pasaron rápidamente de la confianza a la desconfianza… y viceversa.

Echémosle un ojo a los momentos que serán claves para el episodio del próximo domingo:

Tyrion verá su honor en conflicto de nuevo

Una vez más vemos cómo Tyrion y Daenerys ponen en duda las decisiones del otro: él cree que ella está siendo barbárica y sanguinaria, e insiste en que está repitiendo los errores de sus antepasados. Ella cree que él está tomando el lado de sus hermanos, que sus decisiones estratégicas están siendo afectadas por ese vínculo familiar, causándole pérdidas.

Entonces el miedo de Daenerys se vuelve claro: no está segura de que Tyrion sea capaz de interceder por ella en el momento de verse en peligro en su próximo encuentro con los mellizos Lannister. Y ya sabemos que Cersei puede estar dos pasos delante de Daenerys como sucedió con la trampa de Casterly Rock, la pérdida de Highgarden, y el arma matadragones. Es casi seguro que el próximo domingo veamos un clásico y astuto despliegue engaños de Cersei para darle un último golpe a la reina de dragones, seguramente a espaldas de Jaime, quien aún parece conservar un poco de honor.¿Tyrion podrá anticipar los movimientos de Cersei e interceder por Daenerys de inmediato, aunque eso signifique tener que enfrentarse finalmente con Jaime? Seguramente en este desenlace ambos tendrán un papel aún más importante que las reinas a quienes protegen, según las decisiones que tomen. Habrá sangre, sin lugar a dudas.

Brienne estará metida en la boca del león, y Arya podrá tener un destino igual o peor

Además de ser un poco creepy y andar chismoseando entre las sombras, Meñique está moviendo piezas y metiendo cizaña, como siempre. Cuando vio entrenar a Arya y Brienne, se dio cuenta de que ellas no son para nada como Sansa: una “lady” fácil de manipular y convencer, abrumada por el poder, una joven que vivió y sufrió a costa de la voluntad de los hombres.

Sansa estaba claramente sorprendida de que su hermana menor se había convertido en una guerrera, y probablemente una asesina. Su frialdad la dejó sin palabras en su reencuentro. Meñique usa esto a su favor y las enfrenta: la ira y el odio de Arya frente a la razón y el miedo de Sansa. Y funciona: Arya cree que Sansa siempre ha actuado por su propio bienestar y que complacerá al enemigo con tal de conseguirlo, traicionando a su familia en el camino. Cuando Sansa descubre los rostros que esconde, la amenaza que significa su hermana se vuelve más real. “Ya no sé lo que piensa. Ya no la conozco”, le dice a Meñique. Su hermana es impredecible y su rol como Señora de Winterfell está en riesgo. Perder a las casas del norte significaría una decepción ante Jon.

Pero Arya no es la única amenaza para Meñique: Brienne, su honor y su fuerza también lo ponen en desventaja. Aprovecha la paranoia de Sansa para meterle en la cabeza que Brienne también puede volverse en su contra. Sansa aprovecha y la envía a King’s Landing a representarla. ¿Estará Meñique detrás de esa invitación llegada en el momento justo? ¿Se la habrá inventado para atemorizar a Sansa? ¿O sabrá que se van a reunir las dos reinas en disputa y se habrá anticipado para que Sansa no fuera a correr peligro? Lo único que esperamos es que Arya aproveche alguno de sus rostros para investigar a Meñique y poder evitar que Sansa “encuentre” una excusa para deshacerse de ella también.

Jon y Daenerys tendrán que mantener la lealtad del norte, y rogar por la de Cersei

Después de tantas miradas fijas y momentos de tensión, el rey en el norte y la reina de dragones al fin confían el uno en el otro. Mientras Jon se recupera después de su heroico regreso, ambos dejan sus egos a un lado. Se necesitó el terror de la batalla y de la muerte aproximándose para que ambos se dieran cuenta de que se necesitan el uno al otro. Son dos personas que llegaron al poder por elección de sus pueblos, dos personas que se conocieron a la defensiva porque no podían permitirse ser débiles frente al otro: su gran responsabilidad frente a sus reinos no se los permitía.

Cuando se toman de las manos parece que finalmente se derrumban esas defensas: la amenaza de la muerte es real, y ya no hay tiempo para orgullos.Aunque esta escena nos derritió de ternura a muchos, la realidad que los espera al regresar es otra: quedan muchas personas escépticas ante la existencia de una guerra contra esqueletos asesinos. Jon corre el riesgo de que sus  aliados se rebelen contra él (y también Sansa, de paso, con ayuda del metiche de Meñique). Y aún falta convencer a la mujer con el ego más grande de Westeros, porque se me hace que un espectro y las palabras de dos enemigos de la corona no bastarán para que Cersei Lannister muestre un poco de razonamiento ante el peligro que se aproxima. Confiemos en que la maternidad la haga un poco menos cruel, pues hemos visto que sus hijos representaban la única flaqueza en su carácter. Esperemos que no pierdan el tiempo discutiendo entre silencios incómodos y recriminaciones de los horrores de sus antepasados mientras el Rey de la Noche atraviesa los siete reinos en su nuevo y recién resucitado dragón.

Definitivamente hay muchas cosas en juego, y esta temporada, al haber sido la más corta, nos ha bombardeado con eventos impactantes uno tras otro. Afortunadamente tendremos unos largos 81 minutos para disfrutar de este final de temporada, que seguramente no fallará en dejarnos, una vez más, comiéndonos las uñas, gritándole a la pantalla y pegados del techo de la emoción.

Por: Diana Hidalgo Díaz

Comments

Watch Dragon ball super